VISOR CHINA

Al acecho del dragón




Lo último



 

EL INFIERNO CHINO



 

A diferencia del vestíbulo de los infiernos occidentales, en el cual los actos de los muertos son juzgados por la infalible divinidad, en el infierno chino los execrados se deben a la opinión pública de los vivos y, eventualmente, podría evadirse la condenación eterna gracias a la benevolencia de una influenciable posteridad.

 



Por Emilio Spósito Contreras / Publicado el 14-09-2020


Cartel maoísta con la imagen de Mao Zedong.

 

En el Poema de Gilgamesh (circa s. XXII a. C.), la obra escrita más antigua conocida, se refieren las creencias sumerias sobre un infierno en el cual los hombres sufren en la medida de sus vidas sobre la tierra. Enkidú, amigo de Gilgamesh, redivivo le confiesa: “–Si te digo cómo son los infiernos que he visto, siéntate y llora…” (XI, IV, IV-V).

En el Libro de los muertos (circa s. XVI a. C.), los antiguos egipcios aluden a un juicio de la vida y una segunda muerte de los que resultaran culpables, en un infierno en el cual los condenados experimentarían una espantosa aniquilación. Por su parte en el Libro de las puertas (circa s. XV a. C.), en una hipotética procesión de los distintos pueblos del mundo a la tuat, se sentencia: “Tus malas acciones [se han vuelto] contra ti, tus conspiraciones [han llegado] sobre ti, tus abominables actos [han retrocedido] sobre ti…” (Cap. III, La puerta de Saa-Set, segunda división de la tuat).

Ambas visiones, sin duda influyeron en la concepción de los infiernos etrusco, griego, judeo-cristiano y musulmán. El miedo a los tormentos del inframundo para los malvados, además de las usuales promesas de un paraíso para los justos, han modelado la moralidad de Occidente.

En Oriente, el budismo recoge la extendida creencia de la reencarnación de las almas que, sin sustituir definitivamente la existencia del infierno convencional (naraka), determina una sucesión de vidas en la tierra, variando en calidad según la persistencia de los vicios en cada oportunidad. El diyu del taoísmo chino correspondería al naraka indio.

Avanzando sobre el Extremo Oriente, Georges Minois (1946) en Historia de los infiernos (traducción de Godofredo González. Paidós. Barcelona, 1994), nos trasmite la sorpresa de Fr. Jean du Plan Carpin (s. XIII) al descubrir que los habitantes de Mongolia no creían en un infierno donde purgar las culpas, sino sólo en otro mundo, tanto para buenos como para malos. Aunque probablemente no creer en el infierno, no excluye terminar en él.

En oposición, Confucio (551-479 a. C.) negó cualquier existencia posterior a la muerte, más allá del buen o mal recuerdo de los hombres por sus acciones durante la vida. En tal caso la sociedad: la opinión pública, resultaría clave en la determinación de la inmortalidad, oprobio u olvido de los hombres.

Quizás de allí la naturaleza e importancia de libros como Memorias históricas, de Sima Qian (circa 145-90 a. C.) y el enfrentamiento que a partir de sus registros se desató entre el autor y el emperador Han Wudi. El férreo control de la información y el culto a la personalidad, todavía presentes, podrían ser expresión de la necesidad de poseer las llaves del infierno y con ellas el poder de exaltar, o no, a ciertos personajes.

Al respecto, la veracidad histórica y el control del relato histórico, resultan fundamentales a la hora del juicio social sobre los hombres, pero los chinos parecen haber aprendido a evadir el infierno manipulando la historia: la estrambótica fiesta en una piscina pública de Wuhan para celebrar el fin de la pandemia de Covid-19 podría ser una curiosa prueba de ello.

No en vano, en los ritos funerarios tibetanos, era esencial que el oficiante portara un espejo, que evidenciara ante el pueblo el verdadero reflejo de la vida del difunto, disipando las distorsiones o las mentiras.


 

Destacados


VITRINA EN CHINA: LAS GRANDES MARCAS DE MODA COMPITEN POR EL GIGANTE ASIÁTICO

Por Natalia Boza Scotto

 

Las decisiones estratégicas referidas a la mezcla de mercadeo de cinco grandes marcas europeas muestran que, entre la estandarización y la adaptación, el buen manejo intercultural es decisivo para el éxito del negocio en el comercio internacional.

 

 

PREMIO PARA PROFESIONALES DR. GUSTAVO PLANCHART MANRIQUE (2018-2019)


La Academia de Ciencias Políticas y Sociales de Venezuela otorgó el Premio para Profesionales Dr. Gustavo Planchart Manrique (2018-2019) a Natalia Boza Scotto y Emilio Spósito Contreras, por la investigación "La derrota china en el BID: Impacto de la crisis venezolana en el marco de la banca multilateral de desarrollo" (180 pp).

 


EL FINANCIAMIENTO CHINO A CAMBIO DE PETRÓLEO: IMPLICACIONES JURÍDICAS PARA VENEZUELA

Por Natalia Boza Scotto

Una novedad del financiamiento otorgado por China a América Latina en el siglo XXI, es la combinación del préstamo y la compraventa. En el caso de Venezuela, especialmente notorio por la cuantía de los préstamos, se acordó el pago mediante el suministro petrolero. Sobre la base de tratados bilaterales suscritos entre Venezuela y China, se analizan distintos aspectos de la contratación internacional, desde una perspectiva jurídica.

 

LA PERSONA NATURAL Y LA LIBERTAD EN LAS DISPOSICIONES GENERALES DEL CÓDIGO CIVIL DE CHINA

Por Emilio Spósito Contreras

En 2017 entraron en vigencia las “Disposiciones Generales del Código Civil” chino, la noticia jurídica más importante de los últimos tiempos. Primero, porque China ha fijado el sistema jurídico romanista como marco de su Derecho; y, segundo, porque una vez que se adquiere conciencia de los “derechos civiles” y de la libertad –tal como los entendemos en Occidente–, es muy difícil privarse nuevamente de ellos.

 

EL RENMINBI, MÁS ALLÁ DE LAS FRONTERAS DE CHINA

Por Natalia Boza Scotto

La preponderancia de China en el escenario global impacta el poder de su moneda. Aunque el renminbi carece de libre convertibilidad, ya forma parte del “derecho especial de giro” del Fondo Monetario Internacional. En América Latina, China posicionó su moneda al conceder un préstamo en yuanes a Venezuela (2010), al punto que, desde finales de 2014, el renminbi podría formar parte de las reservas internacionales de ésta.

 



MENCIÓN DE HONOR DEL PREMIO PARA PROFESIONALES DR. ÁNGEL FRANCISCO BRICE (2017-2018)


La Academia de Ciencias Políticas y Sociales de Venezuela otorgó Mención de Honor del Premio para Profesionales Dr. Ángel Francisco Brice (2017-2018) a Natalia Boza Scotto y Emilio Spósito Contreras, por la investigación "La República Popular China y sus relaciones con Venezuela" (177 pp.).